Industria 4.0: La revolución del IoT Industrial 

Industria 4.0 e Internet of Things (IoT) son sinónimos de dispositivos conectados que permiten al propietario obtener más eficiencia y productividad de sus equipos. La capacidad de regular los interruptores de luz en un hogar con un comando de voz, camisetas que reconocen el ritmo cardíaco mientras se hace ejercicio, utilizar tecnología inteligente en su nevera para saber cuándo necesita más leche o ajustar su HVAC remotamente utilizando un termostato inteligente. Cada una de estas soluciones ofrece un camino claro para aumentar su productividad y ahorrarle dinero.

El mundo de IoT en la fabricación, a menudo llamado IIoT (Industrial Internet of Things) no es diferente. Los sensores inteligentes, la tecnología de control y la capacidad de interactuar en tiempo real crean una utilización más eficiente y efectiva de los equipos y los procesos de producción.

Cuando hablamos de IoT en la industria debemos de considerar todas las herramientas necesarias para una operación de fabricación: Seguridad, Solución, Sustentabilidad y Éxito.
La seguridad es una oferta clave en una solución de IoT. El hardware de IoT industrializado ofrece múltiples ventajas a la organización de TI mediante la microsegmentación de una celda de máquina con todos los equipos acompañados, ofreciendo firewall, traducción de direcciones IP y encriptación de 256 bits a una verdadera nube privada segura en la red troncal de Internet. Los métodos de seguridad que dependen de contraseñas cambiantes, una infraestructura de TI sólida con servidores en el sitio y desarrollo, aumentan la carga de trabajo de un departamento de TI ya sobrecargado. Además, aquellos que no requieren la separación de redes de máquinas y archivos de red de la compañía crean rutas adicionales para problemas de seguridad. Las soluciones de IoT deberían permitir la conexión directa al equipo a través de una conexión siempre conectada.

Los beneficios y desafíos más importantes de IoT industrial

Los sectores que más se benefician de las soluciones de IoT industrial incluyen en la actualidad la fabricación, la asistencia sanitaria, la producción de energía, la logística y el transporte, el petróleo y el gas, y la agricultura.

Las soluciones industriales de IoT permiten una forma más eficiente, económica y fácil de mantener los procesos.

Actualmente, la mayoría de las empresas adoptan un modus operandi muy simple: si algo se rompe, lo arreglan. El uso de sensores inteligentes y el software adecuado, sin embargo, permitirá la predicción correcta de fallas futuras. El equipo se puede reemplazar y mantener de una manera mucho más efectiva, reduciendo el riesgo de averías y procesos industriales que se detienen.

  • Administración de instalaciones: Los sensores pueden usarse para aumentar la efectividad de la administración de las instalaciones. El equipo de fabricación es propenso al desgaste. También es susceptible a condiciones específicas. Los sensores pueden monitorizar la temperatura, las vibraciones y otros factores que podrían llevar a condiciones de operación menos que óptimas.
  • Gestión de inventario: las soluciones de IoT también pueden ser muy beneficiosas a la hora de reducir el riesgo de errores de gestión de inventario. Los eventos serán fáciles de monitorizar en toda la cadena de suministro, ofreciendo a las compañías una visión completa del inventario. Las estimaciones de los materiales y suministros disponibles son precisas, lo que evita ralentizaciones.
  • Seguridad industrial: El Internet de las Cosas se combina de manera efectiva con el análisis de Big Data. Por lo tanto, se pueden monitorizar constantemente los indicadores de rendimiento clave de salud y seguridad para garantizar mejores condiciones en el lugar de trabajo. Los indicadores retrospectivos como el número de accidentes se pueden abordar de inmediato.
  • Optimización de la logística y la cadena de suministro: la información de la cadena de suministro en tiempo real también estará disponible a través de la dependencia de una solución de IoT. Los productos y suministros serán mucho más fáciles de rastrear, identificando ralentizaciones e ineficiencias. En cierto sentido, las plantas se conectarán a los proveedores a través de la nube. Todas las partes interesadas pueden rastrear la información requerida para predecir problemas y abordar las reducciones de inventario lo más rápido posible.
  • Medición inteligente: los medidores inteligentes pueden monitorizar el consumo de recursos como electricidad, agua, combustibles, etc. Mediante el uso de sensores IoT, los fabricantes sabrán cuánto se consume y para qué. A través de una gestión eficaz, el gasto operativo se puede reducir significativamente.

IoT permite acumular conocimiento predictivo relevante. El costo del tiempo de inactividad en el mundo industrial puede ser abrumador. El tiempo de inactividad no planificado le está costando a las empresas industriales grandes cantidades de dinero por hora.

El IoT industrial facilita la identificación de problemas y condiciones antes de que estos puedan contribuir a paradas masivas en el proceso industrial.

El futuro del internet industrial de las cosas

En el futuro, los expertos sugieren que IoT industrial prosperará aún más los niveles de producción y se convertirá en la fuerza impulsora detrás de varios tipos de innovación. La fuerza de trabajo en sí misma también se transformará como parte del extenso proceso de automatización.

Si bien aún habrá que superar una serie de desafíos de adopción, el análisis predictivo sugiere que el mundo tendrá 50 mil millones de dispositivos conectados para 2020. Sería una pena que una red tan masiva no se utilizara en los intentos de mejorar los procesos industriales. Recuerde que IoT industrial no se trata del desarrollo inteligente de productos. Más bien, ayudará a un mayor nivel de eficiencia y a intervenciones más predictivas que reaccionarias, un problema principal en el que las industrias de todo el mundo están luchando hoy en día.